ASISUR PREVENCION - SP109/02

953 080800 (Jaén) 665526790
info@asisursa.es Acceso clientes

NOTICIAS

¿ Cual es la autonomía con la tasa de accidentes laborales más alta de España ?

El repunte de la siniestralidad laboral en España este año 2015 es una realidad palpable, pero no todas las autonomías este incremento es similar, mientras que la Castilla y León solo lo ha hecho un 1,7% y Asturias presenta un descenso del 1%

Balears registra una tasa anual de 433,5 accidentes laborales por cada 10.000 afiliados a la Seguridad Social, la más alta de España y además una de las que más está creciendo del país. Este dato fue esgrimido ayer por el conseller y la directora general de Trabajo, Iago Negueruela e Isabel Castro respectivamente, para justificar la necesidad de aplicar un plan de choque para intentar frenar esta tendencia.

La tasa balear resulta especialmente relevante porque no tiene parangón en las restantes comunidades autónomas. La segunda con mayor siniestralidad laboral es Castilla y León, y en este caso su nivel es de 363 siniestros por cada 10.000 afiliados a la Seguridad Social, lo que supone que el archipiélago queda prácticamente un 20% por encima. En tercer lugar se sitúa Asturias, con 358,7 accidentes por cada 10.000 trabajadores. Estas tasas son aportadas por el ministerio de Empleo y corresponden al periodo comprendido entre junio del pasado año y mayo del actual.

Pero hay una diferencia añadida entre las islas y las comunidades inmediatamente seguidoras en esta materia. Y es que la siniestralidad balear ha aumentado durante el último ejercicio un 4,8%, mientras que la castellanoleonesa solo lo ha hecho un 1,7% y la asturiana presenta un descenso del 1%. Hay únicamente tres autonomías que muestran incrementos superiores al isleño, como son Extremadura, con un 7%; La Rioja, con un 7,1%; y Murcia, con un 6%, solo que sus tasas de siniestralidad quedan muy por debajo de la del archipiélago. A mucha distancia quedan las autonomías con los mejores datos, como son Madrid, con 251,4 accidentes laborales por cada 10.000 trabajadores como media de los citados doce meses; la Comunidad Valenciana, con 274,9; y Aragón, con 277,6.

Este liderazgo balear y la negativa evolución que se está registrando fue especialmente lamentada por el conseller y por la directora general y señalaron al anterior Govern del PP como uno de los responsables de esa evolución negativa. En concreto, recordaron que en 2009 se inició un descenso de la siniestralidad laboral de Balears que ambos representantes de la conselleria de Trabajo achacan a un plan de choque para combatirla que puso en marcha el Ejecutivo del Pacto que entonces gobernaba en las islas. Esta evolución a la baja en la tasa de accidentes se mantuvo hasta 2012, para iniciar a partir de ese ejercicio una nueva tendencia ascendente, algo de lo que se responsabiliza en parte al equipo que lideraba José Ramón Bauzá, al que se reprocha la falta de actuaciones en esta materia. Un aspecto subrayado por Negueruela es que al tratarse de tasas vinculadas al número de afiliados a la Seguridad Social, su incremento o descenso no está relacionado con la evolución económica.
El Gobierno de Mariano Rajoy también recibió una cuota de reproches por parte del conseller, al considerar que la reforma laboral que aprobó y la precariedad que ésta ha impulsado en las contrataciones han potenciado el incremento de la siniestralidad laboral, que en el conjunto de España también se está incrementando aunque no de una forma tan acentuada como en el archipiélago. En concreto, Iago Negueruela subrayó que en los contratos de baja duraciónno se consigue la suficiente formación de los trabajadores, lo que es un factor que influye en el aumento de los siniestros.
Un factor a tener en cuenta es que la inmensa mayoría de los accidentes laborales de las islas son de carácter leve. En concreto, de un total de 7.185 siniestros contabilizados durante el primer semestre de este año, 7.141 entran en esa categoría de leves, lo que supone prácticamente el 99,4% del total. A ellos se sumaron 40 de carácter grave, tres muy graves y uno mortal durante esos primeros seis meses del año.

Volver